Consejos para el dolor después de un empaste

Home / Sin categoría / Consejos para el dolor después de un empaste

Cuando acudimos al dentista a hacernos un empaste es normal que tengamos una sensación rara cuando acabamos, ya que seguimos teniendo el efecto de la anestesia. La situación cambia cuando después de unos días seguimos teniendo ese problema, ya que se puede deber a diferentes causas. Desde Clinica Lekuona queremos darte los siguientes consejos al respecto.

Hay veces que el empaste puede interferir en la mordida porque ha quedado un poco alto y al morder roza, en este caso, el dentista se encargará de rebajarlo, por otra parte a veces al cambiar el material de una amalgama de plata a composite se puede notar diferencias porque los componentes no son los mismos y la sensación diferente a la que teníamos antes de la intervención.

Algunas obturaciones, la gran mayoría, se hacen en las superficies oclusales, por lo que al masticar podemos notar hipersensibilidad, ya que es el momento en el que se ejerce la mayor presión.

En algunos casos, al realizar el empaste puede ocurrir que se quede una burbuja muy pequeña, suele molestar al principio y después es imperceptible. Por otra parte, puede ocurrir que después de realizarse el empaste el ligamento se haya inflamado y mediante un tratamiento antinflamatorio se solucione el problema.

Si en cualquiera de estos casos no se soluciona el problema, probablemente será necesario hacer una endodoncia y tratar el nervio. La mejor solución si tiene alguno de estos síntomas es que nos lo consulte y le ayudaremos.