¿Cuándo se necesita una reconstrucción dental?

Home / Sin categoría / ¿Cuándo se necesita una reconstrucción dental?

La reconstrucción dental es una de las intervenciones que más se efectúan en la práctica odontológica. Es una intervención mínima en cuanto a que la cavidad de relleno es también mínima. En este caso se realiza en resina. Pero la intervención puede ser más compleja y más larga en el tiempo cuando hay que restaurar zonas más extensas.

Cuando la destrucción dental es importante por una fractura o caries muy avanzada y llega al nervio de la pieza dentaria, la reconstrucción requiere de una endodoncia, un refuerzo interior en muchos casos y una prótesis dental (corona dental). A menudo, en base al diente a tratar, es necesaria una reconstrucción periodontal o de la encía, que permite evitar contaminaciones o filtraciones salivares dentro de la cámara pulpar, lo cual podría favorecer la formación de granulomas y graves infecciones en el hueso circundante.

La reconstrucción dental es necesaria en estos casos:

1. Fractura la corona del diente: en este caso se pierde parte de la misma y por ello es necesario realizar un proceso de reconstrucción para restaurarla.

2. Caries grande y destructiva: cuando no llega a afectar el nervio, la reconstrucción puede ser una incrustación de EMAX (disilicato de litio) o, en casos más sencillos, una reconstrucción de porcelana sintética. Cuando la destrucción afecta el nervio de la pieza dentaria es necesaria una endodoncia para sanear o evitar posibles infecciones en la pulpa de la pieza dentaria, originando pulpitis, inflamaciones irreversibles e inclusive necrosis y procesos infecciosos.

Luego de ella es conveniente un refuerzo en la raíz, para evitar su fractura, llamado perno muñón, actualmente realizado de fibra de vidrio y luego una corona de recubrimiento parcial (incrustaciones) o total (coronas) de distintos materiales como pueden ser: metalo-cerámica, zirconio, o Emax que se requiera de una reconstrucción dental para devolverle su estado original una vez solucionados los problemas de salud dental. Estos trabajos son elaborados en el laboratorio, previa toma de medidas en la clínica dental.

3. Tratamientos estéticos: es un buen tratamiento para arreglar dientes desgastados, con caries, partidos, muy irregulares, en pequeñas malas posiciones y para tener una sonrisa atractiva. Los materiales pueden ser resina, los cuales se efectúan en la consulta, o bien porcelana (esto requiere un pequeño tallado, toma de medidas y realización en el laboratorio). El material más utilizado es la porcelana, dando soluciones a problemas funcionales y estéticos, con excelentes resultados en cuanto a color, forma, textura, reflejo y translucidez, llegando a ser imposible diferenciarlas de los dientes naturales y con gran resistencia.

4. Restauración bucal parcial o total: cuando los problemas dentales graves requieren una reconstrucción bucal completa, un dentista general puede crear un plan de tratamiento de odontología restauradora que tratará simultáneamente la salud, la función y la apariencia de los dientes y encías.

La odontología reconstructiva hace referencia a cualquier procedimiento de odontología restauradora que implique el reemplazo o la reparación de los dientes fracturados o perdidos, huesos o tejido. Los procedimientos y los tipos de odontología que están clasificados como odontología reconstructiva incluyen la reconstrucción bucal completa o parcial, con implantes dentales, regeneraciones óseas, prótesis fija sobre dientes naturales y prótesis removible parcial o total. Se trata de una odontología reconstructiva integral que busca funcionalidad y estética, para dar así estabilidad y confort al paciente.

FUENTE: https://www.saludadiario.es/opinion/cuando-se-necesita-una-reconstruccion-dental